La Rasa Aragonesa

La Rasa Aragonesa es una raza autóctona de España. Su origen se remonta a la Edad del Bronce. Es una raza rústica, de tamaño pequeño a mediano adaptada a las condiciones climáticas y ambientales de la región. Es una raza prolífica, con una media de 1,6 corderos por parto.

Las ovejas de la Rasa Aragonesa son blancas con manchas negras o marrón oscuro en la cabeza y el cuerpo. Su vellónes corto y áspero, con un subpelo grueso.

oveja rasa aragonesa blanca mirando al frente

Es una raza resistente, bien adaptada a las condiciones duras y al terreno accidentado. Son buenas buscadoras y ramoneadoras, y en la mayoría de los casos no necesitan alimentación suplementaria.

Qué produce la oveja rasa aragonesa

A continuación se detallan las principales producciones de la oveja Rasa Aragonesa:

  • Carne: es la principal producción de esta raza. El Ternasco de Aragón es un producto de gran calidad, reconocido a nivel europeo.
  • Leche: se utiliza para la elaboración de quesos, como el queso de La Fueva, el queso de Ansó y el queso de Albarracín.
  • Lana: se utiliza para la fabricación de tejidos, alfombras y otros productos.
  • Cuero: se utiliza para la fabricación de calzado, bolsos y otros artículos de cuero.

Es una raza de doble propósito, que se cría tanto para la producción de carne como de lana. La carne es magra y sabrosa, con un contenido de grasa superior a la media. El vellón es grueso y tosco, que se utiliza para diversos fines, como las alfombras y los tapetes.

La Rasa Aragonesa es una raza en peligro de extinción, con sólo unos pocos cientos de animales restantes. La raza está protegida por ley en España, y existen programas de cría para intentar preservarla.

Alimentación de la oveja rasa aragonesa

La alimentación de la oveja Rasa Aragonesa es una alimentación mixta, que combina el pastoreo con la alimentación complementaria.

El pastoreo es la base de la alimentación de esta raza, que se adapta bien a pastos de baja calidad. Las ovejas Rasa Aragonesa son muy selectivas a la hora de pastar, y prefieren los pastos frescos y tiernos.

La alimentación complementaria se proporciona a las ovejas durante todo el año, pero es especialmente importante durante el período de gestación y lactancia. Los alimentos complementarios más utilizados son el heno, la paja, los cereales y las leguminosas.

A continuación, se detallan los principales componentes de la alimentación de la oveja Rasa Aragonesa:

  • Pastos: Son la base de la alimentación de esta raza. Se utilizan pastos de baja calidad, como los pastos secos y las hierbas silvestres.
  • Heno: Es un alimento complementario importante, que proporciona a las ovejas fibra y energía.
  • Paja: Es un alimento complementario económico, que proporciona a las ovejas fibra y energía.
  • Cereales: Son un alimento complementario importante, que proporciona a las ovejas energía y proteínas.
  • Leguminosas: Son un alimento complementario importante, que proporciona a las ovejas proteínas y minerales.

La alimentación de la oveja Rasa Aragonesa debe ser proporcionada en cantidades adecuadas a las necesidades de cada animal. La cantidad de alimento que necesita una oveja depende de su edad, peso, estado fisiológico y nivel de producción.

La alimentación de la oveja Rasa Aragonesa debe ser controlada por un veterinario o un técnico especializado, para garantizar que los animales reciban la alimentación adecuada para su buen desarrollo y producción.

Recomendaciones de alimentación para la oveja Rasa Aragonesa:

  • Período de gestación: Las ovejas gestantes necesitan una alimentación que les proporcione energía, proteínas y minerales para el desarrollo del feto. La cantidad de alimento que necesita una oveja gestante depende de su peso y del número de fetos que lleva.
  • Período de lactancia: Las ovejas lactantes necesitan una alimentación que les proporcione energía, proteínas y minerales para la producción de leche. La cantidad de alimento que necesita una oveja lactante depende de la cantidad de leche que produce.
  • Período de crecimiento: Las ovejas en crecimiento necesitan una alimentación que les proporcione energía, proteínas y minerales para su desarrollo. La cantidad de alimento que necesita una oveja en crecimiento depende de su edad y peso.
  • Período de mantenimiento: Las ovejas adultas en mantenimiento necesitan una alimentación que les proporcione energía, proteínas y minerales para su buen estado de salud. La cantidad de alimento que necesita una oveja adulta en mantenimiento depende de su peso.

Beneficios de una buena alimentación

Una buena alimentación proporciona a las ovejas Rasa Aragonesa los nutrientes necesarios para su buen desarrollo y rendimiento productivo.

Los beneficios de una buena alimentación incluyen:

  • Mejores índices de crecimiento: Las ovejas que reciben una buena alimentación crecen más rápido que las ovejas que reciben una alimentación deficiente.
  • Mayor producción de leche: Las ovejas que reciben una buena alimentación producen más leche que las ovejas que reciben una alimentación deficiente.
  • Mayor producción de carne: Las ovejas que reciben una buena alimentación producen carne de mayor calidad que las ovejas que reciben una alimentación deficiente.